Comenzar la b?queda
Halel TV


facebook

tweets!!

 

La revelación de la sabiduría

Untitled Document

El Rav Áshlag nos señala que los Sabios siempre revelaron la Sabiduría poniendo cuidado en no exponerla a aquél que no esté apto para recibirla, o sea a quien no logró aún superar el ámbito egoísta de la realidad.
Como ya lo hemos explicado, el trabajo espiritual del pueblo de Israel consiste en transformar el egoísmo en altruismo para lograr así la fusión con el Uno sin segundo -el Kadósh Barúj Hú- y, por ende, cuando el hombre no está preparado aún para emprender dicha labor corre el riesgo de distorsionar la Sabiduría de la Kabalá. Esto sucedió reiteradamente a lo largo de la historia generando muchos malentendidos sobre el propósito de esta Sabiduría y el trabajo espiritual de Israel.

Nuestros Sabios nos enseñan que los aspectos más profundos de la Sabiduría siempre fueron expresados en un lenguaje alegórico, por lo cual es imprescindible haber sido iniciado en dichos códigos para comprender su real significado y objetivo. Por dicha razón, nos indicaron que no se traen relatos alegóricos, agadót y midrashím, como fuentes halájico-jurídicas ya que son herméticos para el no iniciado.
En la redacción del libro del Zóhar, Rabí Shimón encomendó a Rabí Aba que él sea quien escriba las explicaciones más profundas de la Sabiduría, dado que sabía como exponerlas en forma alegórica.
Nos relata nuestra tradición que en cada detalle de Sabiduría kabalística que revelaba, Rabí Shimón expresaba: ¡Ay de mí! si revelo, y ¡ay de mí! si no revelo. Si no revelo se ha de perder la Sabiduría, y si revelo, ¿sabrán como utilizarla?
El dilema no era simple, ya que de no revelarla, la Sabiduría tampoco llegaría a los alumnos verdaderos, y revelándola, fracasarían en su aplicación aquellos que no estuviesen espiritualmente preparados. Es así que Rabí Shimón eligió emplear una forma particular de transmisión a través de Rabí Aba, quien era experto en la escritura alegórica; de modo tal que la Sabiduría esté suficientemente revelada para los capaces de acceder a ella y oculta para los que aún no están preparados. Sin embargo, en el Zóhar se nos asegura que la Sabiduría se revelará finalmente en su totalidad, y el pueblo de Israel pondrá fin a su exilio que es básicamente de carácter espiritual.