Comenzar la b?queda
Halel TV


facebook

tweets!!

 
 
Itzják Luria Ashkenazi

Conocido como el Ari, nombre formado por las iniciales hebreas haEloki Rabi Itzják, nace en Jerusalém en 1534.
Su familia, oriunda de Alemania o Polonia, arriba a Eretz Israel donde su padre desposó a una hija de la familia sefaradí, Frances.

A temprana edad queda huérfano de su padre razón por la cual su madre lo lleva a Egipto donde viviría en lo de su tío Mordejai Frances, acaudalado concesionario de tributos agrícolas.

En Egipto, Luria estudia bajo la tutela de David ben Shlomó Ibn Abi Zimra y su sucesor Betzalél Ashkenazi.

Durante este período el Ari'zal contribuye en la elaboración de distintas compilaciones de carácter halájico.

Es en Egipto, en su retiro a la isla Jazirat Al-Rawda (propiedad de su tío, posteriormente su suegro), donde comenzara sus estudios de Kabalá.

Sus estudios kabalísticos se basan en el análisis del Zóhar y en los escritos de algunos de sus contemporáneos, resaltando entre ellos a Moshé Cordovero.

Se estima que llega a Eretz Israel con su familia en 1569 según testimonios que mencionan su participación en las festividades de Lag Baomer en Merón en la primavera de ese año.

En 1570 se establece en la ciudad de Tzfat donde estudia junto a Rabi Moshé Cordovero a quien califica como "mi excelso maestro". Sin embargo, en círculos de allegados comienza a revelar su propio sistema de estudio de la Kabalá.

El más importante de sus discípulos y quien escribiera sus enseñanzas es Rabi Jaim Vital. Es a través de él que llegó a nosotros la sabiduría luriana puesto que el Ari'zal se negaba a enseñar estos tópicos en público. Dentro de su círculo selecto pocos fueron quienes pudieron abarcar la totalidad de esta sabiduría ya que el Ari no la explicaba sino de acuerdo a un orden propio cuya clave pocos sabían.
Su sistema se basa en el estudio teórico combinado con la meditación en las diferentes formas en que percibimos la Realidad Espiritual.

El Ariz'al reside en Tzfat poco más de veintidós meses hasta fallecer durante una epidemia en Julio de 1572. En este corto período logra revolucionar el mundo espiritual judio en casi todas sus comunidades abriendo el estudio de la Kabalá a una nueva cadena de sabios que transmiten esta sabiduria hasta nuestros dias.